Bombines de seguridad

Existen en el mercado distintos sistemas de seguridad aplicados a los bombines que le aportan varios grados seguridad para dificultar su apertura. Según el nivel de seguridad que tenga un bombín, podemos avanzar desde el menos seguro, que sería una simple llave dentada, a otros sistemas más seguros, como el antibumping, antiganzúa, antitaladro, antimordaza, con puente antirotura, de doble embrague, etc…

De forma general, pensamos que nuestra cerradura es lo suficientemente segura para conseguir que un posible ladrón entre en nuestra casa, pero no siempre es así, y los sistemas de seguridad evolucionan para conseguir que alguna persona no autorizada que intente entrar en nuestra propiedad, tenga que emplear mucho tiempo o herramientas que hacen mucho ruido durante un intervalo prolongado de tiempo, con lo que conseguiremos que esta persona desista de su intención.

Bombines de alta seguridad

Los bombines tienen distintos grados de seguridad en función de su mecanismo y de la protección que ofrece para resistir el uso de ciertas herramientas que se emplean para inutilizarlo.

Como cada cliente tiene sus necesidades de seguridad, es importante que conozca todas las opciones disponibles para que su elección del bombín de alta seguridad sea realmente lo que necesita y pueda estar tranquilo con su decisión.

Características de los bombines de alta seguridad.

Para saber si un bombín está catalogado como alta seguridad, debe ser suficiente con revisar su ficha técnica, donde además vendrá indicado los sistemas de seguridad que proporciona y las técnicas de ataque que invalidan (antibumping, antitaladro, antiganzúa, etc).

Por otro lado, para asegurarse que se está adquiriendo un bombín de alta seguridad, debemos asegurarnos que es una marca de confianza e informarnos si posee alguna certificación, como la KFG.

A continuación, explicaremos los distintos sistemas de seguridad que tienen los bombines, sus usos y todo lo que necesitas para saber si necesita ampliar la seguridad en tus cerraduras.

Bombines de seguridad anti bumping.

El bumping es una técnica que permite a un ladrón abrir una cerradura sin hacer mucho ruido teniendo una llave especial de la marca del bombín. Al introducir esta llave y aplicarle algunos golpes, se consigue hacer saltar los pistones permitiendo que la llave gire y finalmente abra la puerta.

Los bombines de seguridad antibumping evitan que los pistones salten gracias otros pistones extras. De esta manera se consigue que la llave no pueda encajar y girar para abrir la cerradura.

Bombín antitaladro.

Este tipo de bombines están protegidos ante el ataque de la broca de un taladro gracias a una barra endurecida que dificulta la acción del taladro. Podemos identificar el bombín de seguridad antitaladro mirándolo por la parte de abajo y localizando un círculo negro (es la barra endurecida) ubicado en los extremos del cilindro.

Bombín antiganzúa

La ganzúa la utilizan los profesionales del sector para poder abrir la puerta de tu casa en caso de no disponer de la llave, pero en manos de un ladrón permite manipular los elementos internos del bombín, abrir la puerta y acceder al interior.

Los bombines antiganzúa, impiden que la ganzúa pueda entrar en el bombín, por lo que no se podrían elevar las guardias para nivelarlas y que pueda girar la llave para abrir la puerta.

Bombín con puente anti rotura

Los bombines anti rotura tienen una protección extra proporcionada por láminas de acero. Estas láminas fortalecen la parte central del bombín, que es la más débil, e impide que se parta con el uso de mordazas o alicates, impidiendo de esta manera que el bombín quede inutilizable.

Bombín doble embrague

Los bombines con doble embrague permiten abrir la puerta desde fuera aún cuando la llave está puesta por dentro. Los fabricantes montan estos sistema en sus productos de gamas más alta, pero ante la pérdida o robo de la llave, no puedes asegurar que no puedan entrar en casa aún con otra llave puesta desde el interior.

Sistema anticopia.

Los bombines que cuentan con sistema anticopia aseguran al propietario que nadie podrá contar con una copia de la llave sin su autorización ya que para realizar una copia, el propietario del bombín debe presentar una certificación de propiedad del bombín en un centro autorizado de copias de la marca.

Ir arriba